5 pasos para empezar a correr ahora

Desde hace tiempo quieres empezar con una nueva dinámica de vida: más saludable y con hábitos que te reconforten. Tal vez por el momento los gimnasios no son opción para ti, pero siempre está la posibilidad de salir de casa y realizar ejercicio al aire libre.

El correr tiene múltiples ventajas como mantener un corazón fuerte y estable, perder peso, tonificar los músculos, liberar el estrés, te mantiene activo y mejora la autoestima, entre otros beneficios. Y, ¿cómo empezar a correr? Muchas veces la pereza puede más que la voluntad, pero no te desanimes porque aquí te daremos unos consejos fáciles para que los puedas incluir desde ahora.

Recuerda que todos inician en algún momento y que se trata de un proceso para construir un hábito que, estamos seguros, te cambiará.

1. Elige la vestimenta más adecuada para ti

No es necesario que gastes en unos tenis súper caros, ni que compres ropa deportiva de marca. Aquí lo esencial es que te sientas cómodo eligiendo la indumentaria que mejor te acomode, siempre y cuando estés seguro de que las prendas que usarás no te compriman la circulación o que los tenis perjudiquen tu pisada en el momento de hacer el ejercicio.

Es recomendable llevar una gorra si vas a correr bajo el sol, y también usar protector solar para que cuidar a tu piel.

2. Antes de comenzar

Aunque seas un iniciante es importante realizar un pequeño calentamiento antes de correr, ya que esto ayudará a activar tus articulaciones y a prevenir lesiones en los músculos. Te recomendamos hacer movimientos con los brazos y muñecas en círculos, y posteriormente realizar algunas sentadillas. Esto no te quitará mucho tiempo y hará que tu cuerpo esté listo para correr.

3. Camina, trota y corre

Sé que la ansiedad por correr puede ser tremenda y que de inmediato quieras dirigirte con la velocidad de la luz, pero recuerda que recién empiezas y debes de escuchar tu cuerpo. Comienza por caminar unos minutos y ve acelerando el paso poco a poco hasta que ya corras a un ritmo que tu cuerpo crea conveniente. La respiración es esencial para un buen rendimiento, pero trata de no agitarte de más, pues es mejor realizar 20 minutos de práctica a 10 minutos a toda velocidad que te dejarán agotado. Considera en hacer intervalos entre caminar, trotar y correr, pues esto es de gran ayuda cuando recién comienzas en el atletismo.

4. Todavía no terminas… tienes que estirar

Al concluir tu actividad debes de estirar. ¿Por qué? Después del ejercicio el corazón está muy agitado y el estirar contribuye a que los latidos regresen a la normalidad. Además, previene de dolores y ayudan a la flexibilidad. Basta con realizar estiramientos de 5 a 10 minutos.

5. Mantente firme

Fija una meta y trata de llevarla a cabo. Al inicio resultará difícil, pero si tienes un objetivo claro haz todo lo posible por alcanzarlo. No te preocupes si no entrenas a diario, puedes comenzar con prácticas 3 veces por semana de 20 minutos. No te preocupes por las distancias porque eso lo irás fijando con el tiempo. Te recomendamos anotar tus avances semana con semana y así tendrás más certeza de cómo puedes ir avanzando desde tu ritmo.

¡Se acabaron los pretextos! Ya estás listo para salir a correr y sembrar esos pequeños cambios en tu vida, para que tu meta de verte y sentirte bien se vea reflejada en una sonrisa mientras te miras al espejo.