Alimentos post entrenamiento

Tras un agotador entrenamiento tu cuerpo está cansado y necesita recuperarse. Has sudado y tienes que reactivar tu energía. Por ello, la alimentación es esencial para complementar, de manera adecuada, tu rutina de ejercicios, ya que muchas veces no se toma del todo serio el modo de alimentarse, pero es importantísimo para regenerar tus músculos, puesto que el desgaste físico provoca pérdida de glucógeno (moléculas de la glucosa que aportan energía rápida al cuerpo).

Pero no te preocupes que no es ninguna ciencia y basta con conocer algunos alimentos clave para consumir después de tu entrenamiento. Así podrás garantizar que tus músculos y tu energía tengan una óptima recuperación.

A continuación, te mostraremos algunas opciones que puedes incluir en tu dieta post entrenamiento. Estas las puedes combinar con otros alimentos para hacerlos más variados y ricos en nutrientes. Es recomendable que consumas alimentos veinte minutos después de la actividad física. Recuerda también hidratarte bien, pues tu cuerpo también ha perdido agua.

¿Estás listo para recargar la batería con comida deliciosa?

ALIMENTOS SALUDABLES PARA LA RECUPERACIÓN DE TU CUERPO

Frutas

Las frutas son una excelente opción después de hacer ejercicio, ya que aportan vitaminas, azúcares y minerales que reponen tu cuerpo tras el esfuerzo físico. Una de las frutas más recomendables es el plátano, por su gran cantidad de potasio que se pierde tras sudar, y es perfecto para reconstruir los músculos dañados. También puedes comer dátiles (ricos en fósforo, hierro y potasio), frutos rojos (llenos de antioxidantes), sandía o melón.

Frutos secos

Los frutos secos son una gran opción para consumirlos antes o después del entrenamiento, debido a que poseen grasas naturales y aportan energía al cuerpo. Son ricos en vitaminas y antioxidantes, y además son de fácil digestión. Puedes comer un puño de nueces, nueces de castaña, nuez de la india, pistaches, almendras o avellanas. Las puedes combinar con frutas deshidratadas como manzana, uva, plátano, piña, ciruelas o dátiles.

Sueros de leche, leche o leche de soya

Por su gran fuente de proteína, la leche es un alimento ideal para después de correr porque, además de hidratarte, te aporta una dosis proteica necesaria para los músculos. La proteína de suero de leche la puedes incluir en un licuado mezclado con alguna fruta (recuerda no exceder de las cantidades de fruta para no generar altas cantidades de glucosa), y te devolverá la energía que necesitas el resto del día. Si eres intolerante a la lactosa, la leche de soya es la mejor opción para ti porque tiene un alto contenido de proteínas de origen vegetal, hidratos de carbono y fibra para que tu cuerpo recargue fuerza.

Recuerda que estos alimentos son opciones post entrenamiento, pero es importante que consultes a tu médico si tienes alguna reacción alérgica a estos alimentos y que, como todo, los consumas con moderación.

Ahora podrás disfrutar del poder de los nutrientes que estos alimentos te ofrecen. En nuestro próximo blog te hablaremos de otros alimentos que ayuden a fortalecer tu cuerpo de una manera saludable y deliciosa. Por lo pronto aliméntate bien.

¡Y a correr se ha dicho!