EL MEJOR ENFRIAMIENTO

¿Tras entrenar sólo realizas los típicos 3 kilómetros suaves? Prueba tres variantes para enfriamiento y obtener beneficios reales.

EL MEJOR

Tras trabajar con unas series de 400 metros o un demoledor 10 kilómetros, aún queda una cosa por hacer antes de que el entrenamiento acabe:el enfriamiento, que suele contemplarse como un modo de eliminar todos los productos de desecho. Corremos 2-3 kilómetros para satisfacer los deseos del entrenador.Y aunque esta teoría antifatiga suena bien, esta fase merece mayor crédito.

En los estudios con personas enfrentándose a varios factores de tensión física y psicológica, se empieza a observar un patrón: quienes manejan mejor, activan rápidamente una respuesta al estrés, a la que ponen fin de manera rápida y eficiente. En otras palabras, nuestros cuerpos saben cuándo liberar todas esas hormonas del estrés y activar el incremento de adrenalina para ayudarnos a vencer el estrés.

Pero cuando éste desaparece, el modo de recuperación también debería activarse rápidamente. Desconectar la respuesta al estrés permite al cuerpo empezar a repararse y adaptarse de forma tal que conlleva la ansiada mejora.

Enfriar es también una manera de acelerar la terminación de la respuesta al estrés; es decir, hacer que la respuesta bascule del desmoronamiento (catabólico) a la reconstitución (anabólica). Prueba estas opciones de animar la relajación para aprovechar al máximo el entrenamiento.

SOCIALIZÁNDOTE

Los estudios indican que el entorno social puede tener un gran efecto en la liberación de hormonas como la testosterona. En una investigación publicada en Physiology & Behavior, los investigadores hallaron que los cambios en el nivel de testosterona tras un partido de futbol estaban relacionados con el modo en que los jugadores se hallaban socialmente ligados a sus compañeros. De manera similar, un estudio realizado con atletas olímpicos mostró que el nivel de testosterona después de competir variaba dependiendo de si los deportistas se socializaban con sus compañeros de equipo o si pasaban el tiempo de manera aislada, jugueteando con sus teléfonos celulares.

Podemos sacar provecho de este efecto en el enfriamiento, interactuando con los demás, pero tomando las medidas necesarias en esta contingencia. Aunque entrenes solo, busca a alguien cercano a ti que te acompañe. Puede ser algún familiar con el que una charla amena liberes el efecto de enfriamiento. 

Esperamos que esto sea de tu ayuda y recuerda permanecer en casa. Es muy sencillo realizar ejercicios desde el hogar. Cuida de tu salud, la de tu familia y la de los demás. 

¡Hasta pronto!